Ajinomoto

Ajinomoto do Brasil

En 1956, Ajinomoto desembarca en Brasil y, desde entonces, se empeña en ofrecer productos de la más alta calidad, tanto productos para el consumidor como insumos a las industrias alimenticia, cosmética, farmacéutica, nutrición animal y agronegocios.

Con cuatro unidades industriales y una sede administrativa, Ajinomoto emplea aproximadamente 2.600 empelados y atiende a los mercados interno y externo.
Sepa más en la página corporativa de Ajinomoto do Brasil.

Ajinomoto en el mundo

Ajinomoto no mundo

A principio del siglo XX, Dr. Kikunae Ikeda, investigador de la Universidad Imperial de Tokio, notó que había un gusto común entre alimentos como tomate, pescados y carnes. Esta sensación única era distinta de los otros gustos básicos conocidos (dulce, salado, agrio y amargo). Él también identificó este gusto único en el caldo kombu dashi, un plato típico de la culinaria japonesa. Investigaciones posteriores revelaron que el aminoácido glutamato era el responsable por este gusto, que fue bautizado por el Dr. Ikeda como Umami.

La investigación del Umami despertó el interés del empresario Saburosuke Suzuki, que adquierió la patente para la producción industrial del glutamato monosódico y fundó, en 1909, Ajinomoto, cuyo nombre significa "esencia del sabor".

A lo largo de su historia, Ajinomoto se especializó en el desarrollo de productos a partir de aminoácidos aplicados en las industrias alimenticia, cosméticos, farmacéutica, nutrición animal y de agronegocios.

Ajinomoto está presente en 23 países y genera cerca de 27 mil empleos. Su matriz se ubica en Tokio, en Japón.

A través de sus productos, posee la importante misión de contribuir para un futuro mejor, con avances significativos en las áreas de Alimentación y Salud, siempre trabajando por la Vida.